CHACARTEGUI III

ex Clavileño I, ex Juan Luis

 

Lista 2ª, Folio 329. Armador Eufemio Chacartegui Arrinda, de Lekeitio, lo compró a Industrias Babel y Nervión. Pailebote con motor construido en madera Alberdi Beascoechea y Cía de Portugalete-Sestao en 1918. Eslora 28 m. Manga 6’9 m. Puntal 2’8 m. 141 TRB. 136’5 TRN. 190 TPM. 280 Desplazamiento. Motor Semidiesel de 100 HP con velocidad máxima de 5 nudos, caldera de gasoil Fairbank’s Morse Co., de dos tiempos y cuatro cilindros. Valorado en 17250 pesetas.
El día el 19 septiembre 1938 salió a las siete de la tarde de Corcubión cargado con 180 toneladas de tabla de pino del país procedente de Vilagarcía de Arousa para Bilbao, con una dotación de hombres casados de Corme en su totalidad. Salió del puerto en buenas condiciones y con todas las escotillas perfectamente cerradas. Navegó a rumbos prácticos de costa hasta situarse a las 01:30 horas en el paralelo de Villano, a unas ocho millas de distancia. Desde este punto hizo rumbo ENE/compás, que tiene una variación de 17º al NW, siendo por consiguiente el rumbo verdadero N50E. A dicho rumbo navegó desde este momento hasta las 03 horas del día 20, en que por efectos de alguna vía de agua en el casco comenzó a embarcar agua, dando orden al motorista de achicar y ayudando toda la tripulación con los elementos de abordo. A las 04:30 horas, el motor dejó de funcionar. Entonces se arrió la vela mayor por darle el viento por estribor y ordenó el patrón arrojar madera al agua para tratar de aguantar el barco, sin conseguirlo, pues éste se tumbó a babor. Ante el peligro se acordó embarcar en el bote salvavidas que previamente había sido arriado, llevando toda la documentación y esperar en él la llegada del día. Abandonaron el barco, dirigiéndose hacia unas parejas que veían en la lejanía y para ello estuvieron bogando unas seis horas. A las once de la mañana los recogió el vapor Este, que los condujo a Coruña. El buque quedó a unas trece millas al NW de Sisargas, en la situación 43º32’N 08º52’W con la quilla al aire. El día 26 a las 09 horas fue recogido el motovelero por el remolcador Cartagenero que navegaba al S10E, a unas tres millas y media de la costa de Punta Candelaria. En el momento de ser remolcado se hallaba entre dos aguas, con la quilla al sol y los palos hacia abajo, llegando con él a Ferrol a las 08:30 horas del día siguiente para ser varado en la playa del Seixo y luego fue llevado a la dársena del Arsenal donde quedó amarrado. En efecto la Radio Costera de A Coruña había captado un aviso de peligro para la navegación emitido a las 16:30 horas del día 25 por el vapor noruego Ranja, dando la situación del casco en 43º44’N 08º19’W. Igualmente un pesquero de Cariño lo había visto e intentaron llevar a Cariño pero no tenían potencia suficiente en la máquina. El inventario de los efectos salvados, peritados por expertos, dio la cifra de 28.916 pesetas. La cuenta de gastos ascendió a 24.183 pesetas.
Tripulantes: patrón Eduardo Soto Nanton, 51 años; motorista Ramón Blanco Suárez, 48 años; marineros: José Mosqueira Cousillas, 42 años; José Varela Ponte, 41 años; Manuel Fernández, 34 años; Maximino Cousillas.
Este mismo barco fue comprado en enero de 1959 por Francisco Souto Cousillas, de Corme, al valenciano Rafael Ortiz Fuset y el nuevo arqueo ofrecía las siguientes características: Eslora 27 m. Manga 6’8 m. Puntal 3 m. 131 TRB. 85’3 TRN. 215 TPM. Valorado en 391565 pesetas.
El día 25 junio 1959 salió de Bilbao con un cargamento de 190 toneladas de cemento –3800 sacos- y bidones vacíos para Ferrol. Luego de salir del muelle de El Arenal navegó río abajo a media máquina por causa de la cerrazón producida por una llovizna. A la altura de Zorrotza, siendo las 20:45 horas pararon la máquina al percibir que el vapor inglés Baltic Clipper estaba maniobrando para situarse proa a la mar por haber salido de popa del río Cadagua. Aguardaron a que rematase la maniobra y continuaron la navegación a la misma velocidad anterior. A la altura de Elorrieta alcanzaron al remolcador Sixto que remolcaba una gabarra y al que le pitaron para pedir paso libre, contestando éste con dos pitadas su caída a babor. Cuando efectuaban tal maniobra, la gabarra dio una guiñada y cayó a estribor, quedando atravesada al paso del Chacartegui, por lo que no se pudo evitar el encontronazo por el costado de babor. Aparentemente no sufrieron averías de consideración y continuaron navegando hasta el muelle de Santurtzi donde fondearon. Reconocieron el casco exteriormente sin hallar rotura alguna. A las 14 horas del día 26 levaron anclas y dieron avante libre. Una hora después, a la altura de Castro Urdiales, largaron el aparejo mayor y trinquetilla. Cuando navegaba por la altura del Cabo Negro el maquinista avisó que se veía agua en la sala de máquinas y como aumentaba considerablemente se vieron en la necesidad de pedir auxilio por el código de banderas y llamando a la radio costera. En su ayuda llegó la motonave Benigno Correa que le dio remolque, echó un bote al agua y recogió a tres marineros, dirigiéndose al puerto de Luanco. Decidieron arrojar parte de la carga al mar y a las 21:35 horas del día 27, estando a cuatro millas al Norte de la Vaca de Luanco el remolcador Jumbo también le dio otro remolque y al tirar los dos barcos partió el cabo del bote auxiliar del Benigno Correa que iba por la popa del remolcado y el Benigno Correa picó su remolque para recogerlo, pues podía ser preciso para la seguridad de los tripulantes que aun no habían abandonado. Entonces el remolcador puso rumbo al Musel y al doblar el dique Norte, el buque se escoró a babor y a las 22:45 horas los otros tres tripulantes que permanecían a bordo tuvieron que abandonar el barco ante el inminente hundimiento, embarcando en la lancha de los prácticos. No fue posible vararlo en la playa del Tallerín y se hundió en la enfilación, a quinientos metros de la punta del muelle pesquero de El Musel y a setecientos metros de la playa de Jove, en quince metros de profundidad, teniendo que cortar la estacha el remolcador.
La compañía aseguradora no aceptó el abandono del barco y las autoridades le dieron un mes de plazo para extraer los restos del barco.
Tripulantes: patrón Ramón Collazo Cruz, 38 años, de Corme; marineros: Francisco Pradera Fuentes, 24 años, de A Coruña; Francisco Suárez Lema, de Corme; Francisco Centeno Corral, de Corme; primer maquinista Juan Blanco Durán, 36 años, de Ferrol y vecino de Corme; segundo maquinista Manuel Chans Vidal, de Corme.
Otros marineros de este barco: Manuel Castiñeiras Centeno
 

PAGINA PRINCIPAL

BARCOS DE CORME

CORME

 

 

Actualizado: abril 2010