.

 

CORME  

sus playas, su paisaje y su paisanaje

El Paraíso Ignorado

Fotografías de Angel Martinez y José Ramón Varela

 

De camino hacia ninguna parte, CORME es el destino idóneo para quien desee huir de la masificación, descubrir la secular Galicia que aún vive al ritmo que marcan las cadencias de la naturaleza. En CORME el tiempo se detiene. Ubicado en el final del mundo, en la llamada Costa de la Muerte, los días se niegan a morir y mientras en el resto de Europa ya ha oscurecido, aquí el día alarga su agonía hasta que le sol, en ocasos indescriptibles, es engullido por el mar.  

No traiga despertador a CORME, los graznidos de los cuervos y las gaviotas le despertarán, anunciándole que ha llegado la hora de gozar a la luz del día de las frías aguas de sus playas desiertas, de sus calas salvajes o de los largos paseos por senderos solitarios juntos al mar o por sus abruptos montes.  

Si prefiere hacer deporte, CORME le ofrece espacios para la pesca, el buceo, la navegación o el windsurf, también se puede escalar bloques pétreos en el mayor y más impresionante “rocódromo” natural de España.

Más de 5.000 años de historia conviven silenciosos en los alrededores de este pueblo secular, la región con mayor concentración de yacimientos megalíticos de Europa: Dólmenes, petroglifos, poblados celtas y castros. La piedra hecha poesía en arcaicos cruceiros y hórreos esculpidos durante siglos por el agua y el viento. Pequeñas iglesias que abarcan diferentes estilos desde el prerrómanico al barroco. Castillos y pazos. Viejas calzadas romanas y medievales desgastadas bajo el peso del caminar de la historia.  

Pero no todo es historia en CORME y sus alrededores, también nos muestran orgullosos su presente: Museos, artesanía y moderna gastronomía. Sus percebes, llamados del Roncado, tienen fama de ser los mejores y más acreditados del mundo. Si se acerca a la costa un día de marisqueo, descubrirá la dura, y en ocasiones mortal, forma de ganarse la vida de estas gentes.

Le invitamos a que eche un vistazo a sus playas, sus ocasos, y su paisaje cambiante.  

 

GUÍA TURÍSTICA COSTA DE LA MUERTE

  

 

 

 

 

sus playas, pequeñas, discretas, aisladas, solitarias son refugio de artistas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y sus mujeres... 

como sus hombres se juegan la vida cada día en su eterna lucha contra la mar.

 

 

José Ramón Varela   Jrvarela@corme.net

Volver a:

FOTOGRAFíAS

GUÍA TURÍSTICA COSTA DE LA MUERTE

CORME HISTORIA

COSTA DE LA MUERTE

PÁGINA DE INICIO

Página de Corme

 

Página actualizada el 12.10.04